Todo se trata de lo mismo

Todo se trata de lo mismo
De vernos y acostarnos juntos
De beber del fuego de un cáliz de sangre.

Se trata de despertar en otros ojos
Y dormir en los propios.
Para escalar las paredes de la alcoba que nos vigila
Saltar los muros
Donde tú vives la noche que no veo y viceversa.

Se trata de despertar, de tomar café y volver a lo mismo
Al sudor de las sábanas de fuego.

Se trata de fundirnos y encontrar vértices
A veces tan distintos
Lugares ajenos que tú guardas
Y yo codicio devorar como un cuervo.

Todo se trata de lo mismo,
De vernos y acostarnos juntos.
De no decirnos lo que no queremos saber.
Dejando la sospecha entre los labios.
Para después hablarnos con pinceles en el lienzo del aire.
Y dejar los murmullos del pasado a donde pertenecen:
A otro tiempo.

Se trata de escondernos,
De gemir entre la fronda blanca de la naturaleza.

A veces se trata de fumar
Cuando intentamos escalar al cielo sin tocarlo.
Es lo mismo finalmente: Acostarnos juntos.

Se trata de verte morir y morirme
Cuando dos ríos: uno blanco y otro dulce
Consumen el fuego de las tundras
Donde vivimos, donde yacemos muertos.
Donde ambos caminamos en penumbras.

Anuncios

Una respuesta to “Todo se trata de lo mismo”

  1. Hassy Says:

    Mi estimado Jaime.
    En definitiva me gusta mucho como escribes. Este poema en especial me recuerda de alguna manera a Jaime Sabines (“Los Amorosos”).

    Intentaré hacer un link de mi blogg a tu página.

    Suerte y saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: