Capitulo 5, “El mundo inmovil”

No existe suficiente luz que lo ilumine para lograr entender. Los días han perdido sentido, así como toda la existencia de la que alguna vez formó parte, ha dejado de ser un pasajero dentro del vagón de un tren para convertirse en un espectador solitario sobre el andén que mira nostálgicamente a la gigantesca máquina avanzar hacia un destino. Emiliano ya no tiene un destino, lo mismo da salir a la calle y caminar entre la gente inmóvil que permanecer en su casa paralizado sintiendo al tiempo caminar junto a él. Los segundos, simplemente se han tornado segundos, es decir instantes sin significado, el tiempo ha dejado de existir, ha perdido su característica más esencial que es transitar a lo largo de la vida de manera silenciosa para abruptamente sorprender a la gente con el único de sus desenlaces que es la muerte. El tiempo carece de sentido cuando las personas no tienen otra cosa por hacer que sentarse a esperar a la muerte, siendo siempre conscientes del transcurrir del tiempo.

Anuncios

Una respuesta to “Capitulo 5, “El mundo inmovil””

  1. Adrián Gova Says:

    Ansío con verdadero ahínco el poder disfrutar de tu novela completa.
    Ah! la muerte, ese elemento tan socorrido en la literatura y tan rehuído en la vida cotidiana. Supongo que esa es una de las razones por las que nos gusta escribir.–>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: