El Pudor de Roncagliolo

Acabo de terminar Pudor, un novela que me recomendó Diego, un alumno al que imparto la clase literatura contemporánea en la Universidad Nuevo Mundo. Cuando leí la contraportada me interesó la novela, le sentí fresca, atractiva y novedosa. Hasta Pudor nunca había tenido la oportunidad de enfrentarme a trabajos de este escritor Peruano, exceptuando los post que publica en su blog de El País. Dentro de los aspectos destacables que le encuentro al texto, es en primera que el autor se toma su tiempo para explicarnos bien la problemática a la que se enfrentan cada uno de sus personajes; los planteamientos sobre sus vidas son interesantes, atractivos y un tanto frescos; en primera instancia presenta a Sergio, un niño que ve el fantasma de su abuela recién fallecida en el hospital, Mariana, una niña que está entrando a la pubertad con todos los problemas o cambios que implica tener su primer regla; Lucy, una ama de casa que diario encuentra notas con mensajes pornográficos en su bolsa: “Tus tetas, No se van de mi cabeza. ¿qué más vas a enseñarme?” Papapa un anciano que habita en la misma casa de la familia y que pasa todo el tiempo preguntándose por qué su esposa ya no lo molesta, ignorando que la razón de esto es porque la mujer está muerta; Alfredo, el padre de familia amante del Whisky  que de alguna forma sabe sobre su próxima muerte, y finalmente un gato con un deseo sexual incontrolable. Hasta ahí la novela va bien, conforme avanza la lectura uno deja de sentirse como lector de una novela y parece más bien que se está viendo una telenovela. Los personajes van y vienen sin ningún sentido, deambulan por la novela como si estuvieran muertos. A mi parecer no se les da la importancia que merecen, llega el momento en que la historia se vuelve anecdótica y cuando Roncagliolo trata de sorprender con algún hecho importante, dado a la falta de cimientos sobre los personaje, el hecho pasa por completo desapercibido.  La novela sigue el formato de una que, a todas luces, considero mejor estructurada y en suma impactante con un trasfondo inteligente y bien manejado, llamada: El Síndrome Ulises, que por coincidencia fue escrita por otro Santiago, Santiago Gamboa, escritor boliviano que sí logra crear un contexto atractivo y personajes memorables. Pudor, es una de esas novelas que van y vienen, se leen por leer y al final, el lector no se lleva nada; gran diferencia hay con los escritores mexicanos de la generación del crack, o algunos escritores chilenos del movimiento Mc.Ondo.

El mismo autor afirma que le “parece una historia muy triste y sórdida y a veces creo que es una comedia” pues yo no apoyaría ninguna de las tres opciones, no es triste, sórdida ni cómica, es una historia light donde el erotismo aparece por momentos, con trazos poco definidos e intrascendentes, a veces siento que los personajes no hablarían como hablan ni dirían lo que dicen y, mucho menos enfrentarían sus historias de una forma tan llana y fofa.

Pudor es una novela llena de puntos altos y bajos, (los segundos en mayoría) sumamente predecible y, aunque este hecho por sí solo no es de gran importancia, considero que una buena narrativa, un desarrollo correcto de la historia y gran atención a los detalles de la sicología de los personajes, hacen que las novelas crezcan y provoquen un impacto más importante que un mero encuentro anecdótico con la literatura. Sólo me resta decir en este post, que Pudor, es una novela que debe ser leída en alguna estación del metro o en alguna silla de la dependencia de tránsito, es para leerse cuando no hay nada mejor qué hacer y es para aquellos que gocen de las telenovelas. Ahora tendré que leer Abril Rojo, sencillamente para saber si Roncagliolo logra recuperarme como lector, aunque tal hecho no le provoque el mayor interés y a mi no me quite el sueño.

Anuncios

4 comentarios to “El Pudor de Roncagliolo”

  1. Lina Says:

    A que eres un imbécil eh?

  2. Roberto Dustin Says:

    Crítica muy peculiar, algo destructiva, pero al final cierta. Las cosas como son.

  3. k1k3 Says:

    Santiago Gamboa es Colombiano.

  4. SANDRA Says:

    Es verdad. Pudor es un libro colegial ¿QUE ANALIZA LOS DETALLES DEL PERSONAJE? ¿que es exquisito o evoque atmósferas? ¿QUE SE LEA CON DESDÉN? No, nada de eso, Pudor es simplemente una historia de un fetichista que se quedó observando al vacío mientras los personajes eran psicoanalizados por otra persona, cualquiera sea, menos Roncagliolo. Me dejó mucho que desear, y lamenté demasiado haberlo comprado. Demasiado. Sentí que sólo el inicio era un desastre, pero, tristemente, las líneas enteras eran de terror!!! Qué lástima. Por qué se dedica a escribir cosas que se las imagina en vez de conocer a fondoi a personajes afines??? Digo yo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: